28 de julio de 2010

Aquel último solsticio I

-Capítulo 1.- Conexión


“Todas las familias dichosas se parecen, pero las infelices lo son cada una a su manera”.


No conseguía traspasar esas letras, ese comienzo, esas primeras palabras de “Anna Karerina” de Tólstoi. Siempre pensé que los libros son los que nos escogen a nosotros y no a la inversa. Siempre hay un motivo oculto que los lleva a elegirnos.Hacía un par de semanas, justo cuando supe la verdad, y llegué a este extraño lugar, que me había escogido, y en esa primera estancia ya me había dejado contra las cuerdas.

Cada día, a las diez y media de la mañana exactamente, ni un minuto de más ni uno de menos, entraba en esta cafetería y me sentaba en este mismo lugar de cara a la barra. Normalmente estaba libre, supongo que por ese aura de soledad y de negrura y por ese abandono que sentía la mesa oculta tras esa esquina. Yo en cambio me sentía realmente cómoda, y era perfecto para lo que había venido a hacer.

Cada día se había convertido en calcado al anterior, monótono, sinónimo… pero hoy era todo diferente, sin auras, ni abandonos, ni barreras hacia la verdad. El camino por primera vez en este tiempo se hallaba libre. Al fin un vínculo directo hacía mi objetivo. Ahora solo enfrentarme al miedo.

-Perdona ¿Puedo sentarme a tu lado?-dijo un joven algo mayor que yo- Es que está todo a rebosar- continuó-Además prometo no molestarte

Asentí sin darme cuenta, dejando que se

sentara a mi lado. Sentí haberme sentido atraída por una extraña energía que brillaba en aquellos iris color avellana y me sentí tremendamente perdida y vulnerable ante ellos, algo que hacía muchísimo tiempo

que no experimentaba.

Un silencio incómodo nos azotó. Ambos absorbíamos en pequeños sorbos una taza de café humeante y nos mirábamos tímidamente de reojo como dos chiquillos

-Me llamo Samuel- dijo de pronto-

-¿No…No…no has dicho que no me ibas a molestar?- Me sentí extraña y violentamente incómoda. Normalmente mi helada frialdad ya ser

via para que no se acercara nadie.

-Si, pero creo que esto

en ti no causa molestia. Creo que todo lo contrario. Creo que estás empezando a preguntarte porque estás tan nerviosa, porque tiemblas y te ruborizas, porque tú corazón bombea tan vertiginosamente, porque apenas puedes mirarme, porque te sientes extrañamente atraída por mí…

-Pero que cojones…

-Lo sé porque también me está pasando a mí y trato de entenderlo- susurró

Sinceramente, en ese momento me entró la necesidad de enviar mi boca a buscar la suya, a desgastarle los labios, a comerle los ojos con mis propios ojos, a arrancarle la ropa y hacer el amor salvajemente con él. De poco me servía que el local estuviera a rebosar. De poco me servía que no lo conociera de antes. De poco me servía en ese momento lo que pensara, si

es que en algún momento algún pensamiento tuviera la osadía de traspasar la blancura y la espesura que teñía mi mente. Solo era algo instintivo, algo reflejo, algo salvaje…

-¿Quién eres?-pregunté

-Ahora mismo no sé quién soy y que soy para ti y a la inversa, pero tengo la necesidad de…

-…de amarnos como nadie lo hubiese hecho antes, de absorbernos el aire de nuestros pulmones…

-…de recorrer cada milímetro de la piel con la lengua, de hacer el amor hasta desfallecer.

-¿Quizás seas esa persona única que dicen que existe en el mundo? Esa persona para mí

-¿Tu alma gemela? Lo dudo, yo no soy nada, soy vacío y tristeza,

soy decepción, soy un error, soy un fantasma, soy solo dolor…

-Eso no es verdad. Eres luz, pero quizás a ti te ciegue.

-No me conoces

-Sabes que te conozco desde siempre

-Tengo secretos.

-Todos los tenemos. Solo hay que liberarse de ellos para que se vaya ese peso que ahoga

-¿Ves a esa mujer en la barra?

-¿La camarera que sonríe?

-Es mi madre biológica y creo que nunca le importó mi existencia.

-Seguro qué…

-Por cierto, me llamo Sara.

-Lo sé

-Y pese a todo sigo recibiendo constantes puñetazos en el estómago y sigue habiendo peso.

[Solo era pregunta ¿mi vida? Solo era un gran interrogante, y estaba cansada de que los demás fueran respuestas, de que fueran complacientes, personas que esperan toda una vida un momento mágico que posiblemente no llegará. Y la miré, y me vi a mi misma en ella...Y en sus ojos...Y en sus ojos...habían tinieblas, por mucho que tratara de fingir sonrisas. No se puede engañar cuando hay vínculos...cuando hay conexiones que van por encima de nosotros.]


Autor: Daniel Calderón Martín

Imágenes: Google

27 comentarios:

Respirando entre palabras. dijo...

Es increible pero siento que esta conversación ya la viví.
Estoy convencida de que las casualidades no existen, y estar hoy aquí leyendo mi "propia" historia tampoco es casual.
Te dejo un beso y mi agradecimiento por compartirlo.
No salgo de mi asombro...

el arte de sentir dijo...

[Respirando entre palabras] Pues no... seguramente no será casual, jejeje.
La historia dará muchos giros y cuando llegue al final quizás lo entendáis todo. Es una historia curiosa y podemos decir que incluso "real"

el arte de sentir dijo...

No sé las cosas extrañas que le suceden a este blog. ¿Vosotros veis también las letras de diferentes tamaños?

plinnn... dijo...

Caray!! Pinta bien tu historia!! Y sí! Yo también las veo de diferentes tamaños!! Besos:)

Respirando entre palabras. dijo...

Así es, se ve en diferentes tamaños, y la verdad es que no le encontraba ningún significado al cambio de letra...jajja
Sumas intriga, si como tu dices no es casual, continuaré esperando.Por favor apúrate, quiero saber como continúa la historia.
Mas besos

el arte de sentir dijo...

[Plinn] Muchas gracias por ceder parte de tu tiempo en leer esta historia. Pues no lo entiendo porque las coloco todas iguales, y luego cuando las publico se me desajustan. En fin...ellas verán

el arte de sentir dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
el arte de sentir dijo...

[respirando entre palabras] Jejeje ya verás ya...
Pronto, muy pronto continuamos. Muchas gracias por leerla.

plinnn... dijo...

A mí alguna vez me ha pasado también lo del tamaño diferente de las letras, y tampoco sé por qué:) tienen vida propia:) me ha gustado tu historia:)

el arte de sentir dijo...

[plinn] Gracias maj@! Intentaré hacerla muy guapa para que la disfrutéis y os sorprenda.

40añera dijo...

Me gusta la historia y el misterio de la letra le da un estilo que enriquece la trama.
Cuando más?
Saludos

el arte de sentir dijo...

[40añera] Espero que mañana...pero no quiero asegurar nada. Muchas gracias!!

Alís dijo...

Muy buen comienzo de historia. Desde luego, promete.
Espero a seguir leyendo antes de comentar más.

Besos

el arte de sentir dijo...

[Alís] Gracias espero que te guste

Rebeca dijo...

Pensaba que esto iba a ser una historia de amor pero ya veo que promete muchas otras cosas.
¿Por qué será que todos nos pasamos la vida esperando ese momento mágico?

Jo Grass dijo...

Esto empieza con una explosión; como si hubieran echado el menu de sentimientos en el bar nada más cruzar sus miradas. Uff, todavía tengo que recuperarme de la impresión, jajaja Tiene jugo y pasión. Impaciente me tienes para seguir leyendo. Me voy mañana para el meu poble. Espero que funcione la conexión móvil que me llevo para recuperar alguna entrada perdida y estar atenta a la continuación de esta marea emocional.
Requetebesos

Lo de las letras también me pasa muchas veces y no consigo averiguar por qué!

sandocan en bicicleta dijo...

me encanta como combinas letras con imagenes. excelente!

un saludo desde la lejania.

Ruth dijo...

Wowwwwww, impresionante y terriblemente enganchador como siempre, sabes cómo crear incertidumbre, sabes como conectar con el lector y hacerle morir a tus pies para hacer de él lo que te venga en gana. Sin duda tienes madera y talento.

Besos.

La magia del corazon dijo...

¿Cómo sigue ? ...

pd: estoy bien, gracias por pasarte y preguntar..

Un beso y mil sonrisas

:)

Tonetxo dijo...

Leyendo cosas así, mi piel vuelve a desenvolverse en algún lugar que no tiene nada que ver con el tuyo, y a cubrir un rellano en el que un alma gemela arrancó jirones de mis venas.
Emocionante...

ladymaria dijo...

Nunca he leído este libro, pero me han entrado unas ganas enormes de leerlo.
Un saludo

acoolgirl dijo...

Extraña e intrigante historia... A ver como sigue (porque espero que siga).

Un besitooo

Cecy dijo...

Me atrapó.
Me gusta lo que me produce curiosidad, porque hay misterio, sensualidad y vértigo.

Besos.

1600 Producciones dijo...

Un siglo después regresé y me encontré leyendo otra vez algo bueno.

Muuy oportunas las imágenes.

Saludos

Alís dijo...

Me llegó como actualización y creí que había nuevo capítulo... Habrá que seguir esperando. No tardes mucho, por favor.

Un abrazo

Alex Evans dijo...

Un relato bastante bueno, escribes bastante bien, te sigo

Lara dijo...

Precioso el nombre de tu blog...

Muchas gracias por pasarte y por participar! Suerte :)

Un besoo
Lara