21 de febrero de 2011

La danza de la noche [1ª Parte]


Los primeros acordes de una mística y ancestral melodía comenzaban a llegar, y a sacudir, cuan hilos de luz, todo lo que estaba a su alcance, a varios kilómetros a la redonda.
Las calles despertaban con otros aires, otras luces, otro ambiente...como si lo anterior solo hubiese sido un estado comatoso, y aquello un resurgir. Se respiraba magia con cierto toque a incienso y jazmín que abrazaba y embriagaba a toda persona que hubiese sido acariciada por aquel ritmo frenético. Algunos inexplicáblemente parecían poseídos, y danzaban con los ojos recién teñidos de blanco en una misma dirección.

[...El son de los tambores detenía el tiempo. En el aire, susurros... Palabras de tierras lejanas, del alma de los bosques, de la voluntad del viento, de la voz del cielo...]


Las llamas de un arduo e intenso fuego intentaban escapar de una pira de bronce rodeada de piedras y pequeños huesos, y bailaban entre decenas de negros que agitaban los brazos, meneaban el culo con gracia, y alzaban sus tobillos a varios palmos del suelo... sonriendo sencíllamente, viviendo de verdad.
Las pequeñas explosiones producidas por toda la armónica poesía que se generaba entre las palabras de los tambores y los timbales, el murmuro de los pies descalzos al impact
ar con la madre tierra, y los susurros aborígenes procedentes de regiones vírgenes e intrínsecas donde la belleza decidió habitar, iban estallando en mi alma poco a poco, empujándola sumisa a dominar la cáscara de piel para arrastrarla dentro de esa órbita de misticismo que rodeaba tan extraña celebración. Intentaba dominar la situación, pero me sentía imantado hasta otro polo como yo, hasta el centro de la vorágine.
Todos me miraban con desconfianza. ¿Que hará un blanco en un rito de negros?

Todo se convirtió de repente en pura energía. Intensidad magnánima. Fogonazos de luz. Las partículas se quedaban flotando inmóviles en el aire. Gotas de lluvia empapaban
mi cuerpo pero el firmamento se mostraba claro.
Me sentía calmo, inagotable, mas vivo que nunca... y mis pasos
desobedientes me llevaban hacia el centro de la plaza, alrededor de la hoguera, donde el fuego comenzó a pasearse libremente por mi cuerpo, quemándome, pero no ardiéndome.

[Veía almas, sombras aquí y allí, latidos...¡ Pu-Púm! ¡Pu-Púm! ¡Pu- Púm!]

Noté una extraña sensación a lo largo de un caminito de curvas imposibles que alguien iba fabricando por mi espalda, me dí media vuelta y no conseguí ver a nadie, pero rápidamente sentí el delirio en un susurro que me extasió y que me hizo perder la conciencia...

...Hivué...



Escrito por Daniel Calderón Martín
Imágenes encontradas en:
1.-Google
2.-Flickr.- Hecha por Noise Zoom.- Fuego en el cuerpo
3.-Google


9 comentarios:

Rebeca dijo...

Creo que he entrado en éxtasis...

eL aRTe De SeNTiR dijo...

[Rebeca] Jejeje...muchísimas gracias Rebeca... Celebro que te haya gustado

Marta. dijo...

Madre mía escribes tan bien que la gente es capaz de construir poco a poco la escena en la cabeza de un modo casi real:)
La canción vaya, siempre nos da por cantar ese tipo de cosas.
No digo que no haya que caer, sino que muchas veces nos empeñamos en que algo es bueno para nosotros y en realidad no lo es. No se si me entiendes... si lo escribe una que ha caido mil veces en la vida... Jajajaja.
Un saludo!

eL aRTe De SeNTiR dijo...

[Marta] Jajaja. Gracias guapa.
Jajaja, la verdad es que la canción es pegadiza y tiene mucha guasa xD.
Al resto te contesto en tu blog jeje

Marta. dijo...

Totalmente de acuerdo señorito, no es lo mismo perdonar una infidelidad porque quieres a una persona que por no querer estar sola aunque soy de las que piensan que me costaria perdonarla en cualquier caso. Pero sisi totalmente de acuerdo.
Nueva entrada, a ver si esta te parece más acertada:)
Muaaaaa!

eL aRTe De SeNTiR dijo...

[Marta] Jejeje... Buennnnoooo de acuerdo por fin, esto es historia :P Ya está leída y respondida. :D

Marta. dijo...

Jajajajaja ¿exigente? en lo que escribo lo soy y mucho, puedo llegar a borrar una cosa 10 veces hasta que quede como me gustaba y aun asi le seguire encontrando pegas, el único que me gusta de verdad es uno de unas entradas atrás que habla de una chica que se va a suicidar, no se si lo habrás leido pero si te interesa me dices y te copio el link:)
Los aeropuertos son maravillosos verdad? Curioso pero yo también juego a las adivinanzas esas mientras espero

Marta. dijo...

me pareció buena idea contar mi primera experiencia en un aeropuerto y luego lo que aprendi a partir de ella y de conocer muchos:)
http://whatthefuucckk.blogspot.com/2011/01/happy-ones-are-near.html


ahi la tienes, dime que te parece:)

Marta. dijo...

Respuesta en la entrada que me has pasado, pero te respondo por aqui al que has puesto tu:)
No queria reflejar las chispas de una conversacion, ni las chispas del amor, el es alguien consumido por las drogas que no se abre a los demas, por tanto no sabe apenas lo que es amar, o al menos no sabe expresarlo, no quiero reflejar el amor entre un drogadicto y una suicida, sino la ingenuidad y a la vez rara contradicción de que un drogadicto le este pidiendo que le salve la vida a alguien que está a punto de quitarsela. Pero si, sabes que acepto criticas y opiniones:)