19 de mayo de 2010

Aquella vieja canción

Ella estaba lo suficienteme loca como para recorrer miles de kilómetros subida en sus zapatos de tacón. Y aunque fuera de puntillas, siempre supe que nadie podría impedir que se fuera a comer el mundo a pedazos. Solo soñaba, soñaba, soñaba...y vivía como nunca nadie se atrevió. Recorría cada cuerda a su paso sin sentir como la fuerza del vértigo la intentaba tirar para abajo.
Fue impresionante ver como se arrancaba el alma y la sacaba por su garganta, sin temer que descubrieran en ella su vulnerabilidad, ver como la miel empalagosa de sus ojos se intercambió por cada destello del sol que removía en sus pupilas el secreto de la felicidad.
Era eco de poesía, cada brizna de la magia que ella creía de verdad. Era la sangre echándose a un lado para dejar paso al talento. Era el grito a bocajarro del arte de sentir.

.....Vivió toda una vida en tan poco tiempo que se le apagó la voz.

Ya no tiene guitarras colgadas en las paredes, ansiosas por ser acariciadas, no tiene alma para volver a tocar.
Incluso aquel piano confidente, que guardó secretos en blanquinegro, hace tiempo echó a volar por el balcón.
Y aunque ahora su esencia ha dejado de tener rock, aún puedes escuchar entre los restos de humo y de carmín que se ahogan en el corazón, el susurro estremecedor de aquella vieja canción que a tanta gente emocionó.

[Quizás algún día encuentre el camino de regreso, y se suba de nuevo a sus zapatos de tacón, y volvamos a escuchar la mágica voz que emite cada latido de ese marchito corazón]

La voz volverá con su tonalidad nostálgica a rasgar notas de dolor. Se encenderán de nuevos aquellos focos polvorientos y el sonido destrozará cada amplificador. El griterío levantará cada estadio lleno, y las guitarras volverán a morir contra el suelo. Que comience el show....

Texto: Daniel Calderón Martín
Imágenes: Google

12 comentarios:

acoolgirl dijo...

Nunca hay que vivir demasiado rápido que luego pasan cosas como esta... Cada cosa a su tiempo.

Un besitooo

Jo Grass dijo...

Tiene razón acoolgirl pero yo creo que nunca es tarde para levantarse y renacer de las propias cenizas, y menos cuando el arte, la creatividad y la imaginación están en una. Llega un momento en que no puedes vivir sin ello, aunque lo hayas malgastado o abandonado durante un tiempo.
Bello, como siempre.
besos

ONUBIUS dijo...

El show debe continuar pese a quien le pese, no hay caídas lo suficientemente fuertes para atrapar el tiempo y convertirlo a nuestro antojo, pero si hay talento lo suficientemente grande como para hacernos vibrar, solo hace falta volver a calzar los tacones y guardar el equilibrio que a veces perdemos sin apenas darnos cuenta...

Abrazzzusss

Carmela dijo...

Siempre aparecen nuevos caminos.
Tú tienes que elegir seguirlos o no.
Todo tiene su momento y lugar.
Un biquiño.

Ruth dijo...

Intensidad la que destilas. Una parece mecerse por esas cuerdas, sintiendo todas esas sesaciones que describes, tanto las de euforia por la vida como las de abandono; parecen recorrer mis venas. Gracias por escribir así de una forma tan intensa como brutal.

Besitos guapo.

Rebeca dijo...

Show must go on...eso dicen ¿no?, a veces sólo dejamos el escenario de forma provisional.

el arte de sentir dijo...

[Acoolgirl] Jejeje exacto, todo a su tiempo, disfrutando...

el arte de sentir dijo...

[Jo Grass] Estoy contigo, pero creo que aveces estás tan muerta, tan asustado por dentro que no quieres volver a intentarlo

el arte de sentir dijo...

[Onubius] Grande tu comentario como siempre.

el arte de sentir dijo...

[Carmela] La cuestión, creo yo, es que el dolor, el miedo, etc... te dejan inmovil en el mismo lugar siempre e inmovilizan tus pasos, entonces no hay caminos que elegir

el arte de sentir dijo...

[Ruth] Gracias wapa, jejeje, me alegra seguir haciéndote sentir con mi prosa. Besos

el arte de sentir dijo...

[Rebeca] Cierto, aveces dejámos el escenario de forma provisional. Creo que con tu comentario has dado en el clavo con lo que he querido explicar en este texto. Besos