17 de mayo de 2010

Tú que viste...

Tú que viste la inclemencia del día y la tiranía de la noche. Tu tierra desértica agrietada por sus venas. El lento caminar del agua anaranjada. El cielo sin cielo, abatido.
Tú que viste en tus manos caer el agua plomiza, y el plomo lloviendo sobre tus gentes. El brillo de la vida abandonando miradas, la inocencia destruida a edades muy tempranas.
Tú que viste cada paseo de la muerte sacudiendo sin contemplaciones tu pecho. El vaivén de las sacudidas temblorosas que te regala el miedo. El manto negro del paludismo y el juego sexual del Sida.
Tú que viste morir el amor en tus brazos y nacer la humillación por no poder salvar tu hogar en tu vientre. Tú que moriste cientos de veces empuñando pistolas inventadas.
Tú que viste a tú alrededor montañas de cuerpos y de piernas mutiladas teñidas de escarlata. El temor de caminar y pisar una mina antipersona
Tú que viste el hambre y la sed en tu piel y en otras pieles, tu que viste la desesperación, la agonía, la impotencia…instalándose en tu alma. Tú que viste la onda expansiva de la guerra, y el eco del dolor. Tú que viste en tu piel un color diferente. Tú que viste el desgarro que provoca la pérdida de los hijos. Tú que viste la muerte sin tan siquiera vivir. Tú que viste el maltrato del tiempo. Tú que viste en tu garganta palabras despobladas. Tú que viste en tus ojos lágrimas de metralla. Tú que viste…

“Tú que viste tanto y sin embargo nada de todo ello duele tanto como gritar al mundo puñetazos cargados de verdades y que este mire a otro lado. Que espeluznante debió ser haber podido ver el verdadero rostro de la humanidad”
Texto: Daniel Calderón Martín
Imagen: Google

18 comentarios:

acoolgirl dijo...

Siempre lo han dicho, la indiferencia es lo que más duele...

Un besitooo

el arte de sentir dijo...

[Acoolgirl] Gracias cariño por pasarte. La verdad es que no me puedo imaginarme en esa situación y sentir todo esa indiferencia, esa impotencia en mi interior al saber que a todo el mundo le da lo mismo.

Rebeca dijo...

No es que a la gente le dé lo mismo, creo que es esa sensación de no poder cambiar el mundo lo que nos hace caer en la indiferencia.
Realmente es terrible que haya gente que vive de esa manera, que conoce lo peor de la humanidad, que no tiene ninguna esperanza,que triste es que quien puede hacer algo siga más interesado en mirar a otro lado.

el arte de sentir dijo...

[Rebeca] Estoyo contigo, pero si todo si una persona no puede luchar contra esa sensación de que lo que hace cambia el mundo, la siguiente persona sentirá lo mismo, y así...y el mundo no cambiará.

veronica camara bevia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
veronica camara bevia dijo...

es triste que algunos se abandonen en su indiferencia. por eso yo apuesto por cambiar el mundo de a poco, no mirando a otro lado, ignorando la situacion, si no actuando.
no obstante el mundo cambia, evolucionamos, aunque no se sepa hacia donde exactamente

el arte de sentir dijo...

[veronica camara bevia] Si seguimos asi seguro que vamos a peor, porque el de a poco es tan poco ante tan elevado valor de destrucción, pero sí Veronica tienes toda la razón.

Ácrata de bajo consumo dijo...

Me encanta tu texto, la última frase me ha puesto los pelos de punta.

Gracias por el comentario del otro día, para evitarte el leer todo lo que he escrito, te recomiendo "Siempre" y "Te hablaría de amor, me hablarías de amar", ambos en julio de 2009.

Y lo de la ilustración... escribo cada tres o cuatro días, entre medias es un lujo que no me permito, lo siento.

Y gracias nuevamente :)

el arte de sentir dijo...

[Ácrata de bajo consumo] Muchas gracias. En fin habrá que esperar lo próximo de todas formas hace un par de semanas ya leí tus inicios en el blog solo es cuestión de seguir leyéndolo. Las cosas de calidad merecen la pena leerlas, te hacen sentir, te hacen aprender...y eso es un lujo que yo me quiero permitir

Mannelig dijo...

Un texto de mucha fuerza, de palabras que son gritos y gritos que se pierden en el silencio.

¿Existirá un lugar para las utopías, conseguirá triunfar alguna, lo consiguió durante tantos siglos de historia, o somos... como somos?

el arte de sentir dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
el arte de sentir dijo...

[Mannelig] Muchas gracias por tu comentario.
Grande la reflexión a la que invitas con esa pregunta

Verónica dijo...

Gracias por tu comentario en mi blog, ¡y por aqui estoy!
Hay cosas que claman al Cielo, que no se haga apenas nada por tantísimas personas que su misión en este mundo es sufrir y seguir sufriendo, a mi se me revuelve todo de indignación y de impotencia, yo a mi manera también denuncio cosas graves, que puede ser de muy diversas maneras. ¡No puedo con las injusticias!
Me quedo por aquí.
http://poemasdevero.blogspot.com
http://relatosdeveronica.blogspot.com
Un saludo

Jo Grass dijo...

Cuanta verdad, cuanta, tristeza y qué grande es la impotencia, pero como dice A cool girl, lo peor de todo es la indiferencia con que muchos, que tienen en sus manos o a su alcance hacer algo para minimizar tanta tragedia, miren a otro lado, ignoren una realidad tan dura como esa.

Tengo un nudo en el estómago. No hay para menos.

besitos

Ruth dijo...

Mi querido Lein:
Literariamente: wowwwwwwww, un wowwwwwww bien grande por saber reflejar con esa intensidad brutal ese sentimiento de abandono, de frustración, de angustia, de desesperación, como si lo vivieses en las propias carnes.

Socialmente: Mientras los países capitalistas, llamados desarrollados, sigan lucrándose y sacando beneficios, mediante deudas externas a los países subdesarrollados o vendiéndoles armamento, por ejemplo. Mientras saquen cualquier tipo de beneficio de perpetuar esta situación, es muy difícil que se subsane. Está claro que los de "a pie", poco podemos hacer contra el capitalismo y la globalización, pero siempre habrá algo, por pequeño, sencillo o humilde que sea que podamos hacer. Por que nos es muy fácil girar la cabeza, huir de todo aquello que altera y molesta a nuestra conciencia y excusarnos en el típico "que puedo hacer yo?", eso es el camino fácil, y quizá el que nuestros gobiernos esperan que tomemos, para así seguir con el control de la situación. Si quisiéramos las cosasserían diferentes, porque al fin y al cabo el poder debe ser del pueblo y no de los gobiernos.

Besos mi niño.

el arte de sentir dijo...

[Verónica] Muchas gracias ^^^. La verdad es que tienes toda la razón. Es bueno que aunque puedas hacer más o menos, por lo menos lo hagas.
Besos

el arte de sentir dijo...

[Jo grass] Me alegro que logre arañarte de nuevo, y apretarte el estómago. Gracias.

el arte de sentir dijo...

[Ruth] Jejeje, muchas gracias corazón. Estoy completamente contigo, la verdad es que esta situación interesa, pero que penoso es asegurar la "supervivencia" de unas personas pisoteando a otras.
Besos