5 de junio de 2010

Leyenda

No puedo evitar (al verte) maravillarme y sentir curiosidad por todas esas cosas que suceden a tú alrededor, con esa aura de luz añeja que ciega y guía a partes iguales.
Y te miro como explotas en magia en cada uno de los acordes que fabricas con esa guitarra contadora de historias. Déjame sentarme y sorprenderme con una vieja nota, con cada viejo instante, con cada viejo segundo...
Y brillas cuan estrella en esa mirada que está muy lejos de aquí, allí donde nacieron esas luciérnagas del alma que te persiguieron hasta este viejo porche de nostalgias y madera.


Deja por un momentos los silencios aún lado



[Vuela abuelo, vuela donde puedas continuar amándola...
Allí donde habita esa historia eterna que callan tus labios]

7 comentarios:

Momentos dijo...

Me encanta la magia con que escribís! es como que uno se queda con esas palabras dando vuelta en la cabeza, asimilando cada estrofa.
Besos
Marga

Mannelig dijo...

Caray, se te suele dar bien esto de juntar palabras, pero hoy estabas especialmente inspirado...

el arte de sentir dijo...

[Momentos] Gracias Marga, siempre intento dejar algo escondido detrás para que os enganche y tengáis que pensar. jeje, un beso

el arte de sentir dijo...

[Mannelig] Gracias...
Lo siento hoy estoy un poco...descompuesto

Gata dijo...

Que bonitoooooooooooooooooo
Debe ser alguien muy especial para que el arte de sentir hable así
¿no crees?
besititosssss

Ruth dijo...

Estoy segura de que pase lo que pase será leyenda, porque tú así lo has decidido, parte de tu propia leyenda.

Besitos guapo.

Jo Grass dijo...

Bueno, eso de estar descompuesto ya ha pasado. Qué placer que alguien te regale palabras como las tuyas. Ojalá que sea especial, como dice gata unas lineas más arriba.
besitos