24 de junio de 2010

Efectos Colaterales III

Para leer el capítulo anterior clicka AQUÍ



Tic-Tac. Tic-Tac. Tic-Tac

Observaba sentado en medio de la oscuridad las imaginarias agujas de un viejo reloj de cuco, una encima de otra, corriendo por encontrarse, corriendo por separarse. A veces pienso que el tiempo pasa demasiado deprisa, otras sin embargo con demasiada dilación.

Había pensado en todas las variantes posibles: huir lo más veloz y lo más lejos posible, ocultarme y vivir con un eterno miedo a que me encontraran, incluso suicidarme…pero ninguna de ellas solucionaba el problema, las cuarenta y ocho horas estaban apunto de extinguirse y yo solo quería que el tiempo, para bien o para mal, acabara ya.

Sentía el lento chorrear del sudor por mi cuerpo, las sacudidas eléctricas por mi espina dorsal, los vuelcos y revuelcos en mi estómago, la lenta asfixia en mis pulmones, el lento y descompasado latido de mi corazón..Pero que digo sentía, las personas muertas hace tiempo que dejan de sentir. Solo escuchaba cientos de pasos a mí alrededor de todas esas personas que venían a por mí, solo veía como la psicosis me arañaba y me enloquecía, y como el aliento de la muerte no dejaba de empañar las ansias de lucha de mi vida.

Clic, salió el cuco y con él una losa que cayó sobre mi espalda y me enterró en alguna dimensión extraña donde notaba el ardor del infierno en las plantas de mi pies. Respiré el primer segundo después de las cuarenta y ocho horas como si acabara de nacer, como si todo se hubiese esfumado… Y un maldito timbrazo en mi mejor momento desde hacía tiempo me despojo de ese segundo mágico y me devolvió de una patada a la realidad.Abrí la puerta, quizás fuera esa, enfrentarme al problema, la mejor opción

-Venga Sam, sorpréndeme y dime que tienes mi pasta

-Me encantaría Michael, pero no, no la tengo

Michael me cogió del cuello, me volteó y me lanzó contra la mesita de la sala de estar, haciéndose esta pequeñas astillas entre mi espalda.

-Tú eres gilipollas, o no te enteras. ¡Joder!- comenzó a patearme allá donde mi ser se interpusiera en la trayectora de su pierna- quién me manda a mí hacer negocios con un niñato del tres al cuarto. ¡Pedazo de hijo de puta! ¿No te has enterado todavía que esto es una maldita pirámide, y que yo, al igual que tú, tengo alguien por encima que me reclama el dinero?- Pero tranquilo yo se como solucionar esto-sonrió sarcásticamente

Ya estaba allí, había llegado ese momento en que todas las imágenes de tu vida se pasan por tu cabeza fotograma a fotograma, todo era luz… todo era mi familia y Steve ¿Steve? ¿Qué sería de él?
¡Ay dios! Como lo echaba de menos.

Me dolía extrañamente el cuerpo, era un dolor superficial, nada comparado con lo que me dolía el alma o el corazón….

-Venga, levanta- gritó encolerizado Michael-¿Quieres ser un hombre? Pues hablemos como hombres-

En un movimiento rápido me introdujo en la boca una Beretta 92 Fs. El sabor metalizado invadía mi lengua a marchas forzadas. Sentía helar en mi paladar

-Mañana 12:30 de la noche. Esquina Wallace con Brady. Si las cosas se complican úsala. Si me tengo que encargar yo, tendré preparado un tiro para tu entrecejo. Te estaré vigilando.

Solo quiero coger esta pistola que hace convulsionar mi cuerpo y apoyarla tímidamente en la sien, y que un disparo limpio y certero arranque de mi cabeza los sesos y los estampe contra la pared. Solo quiero dejar de morir como estoy ahora muerto. Solo quiero dejar de sentir lo que ahora siento. Pero que digo sentir, ¿desde cuando los muertos sienten? ¿Y si no siento que es esto que me revienta por dentro?


Texto: Daniel Calderón Martín
Imágenes: Google


17 comentarios:

Ruth dijo...

Enganchadita me tienes niño jejeje...

En cada entrada nos dejas más intrigados, consigues el efecto que todo buen escritor queire lograr sobre el lector y que no todos lo consiguen. Enhorabuena por ello....

Espero con ansia el próximo.

Besos.

Meme dijo...

Qué sería de la vida si no hubiera muerte, no tendría ninguna gracia, ni ningún dolor, sería anodina y simple, sin sentido, tal vez ni siquiera tendría nombre. Pero ¿crees que de verdad nos pasará por delante de los ojos antes de morir?

el arte de sentir dijo...

[Ruth] Muchas gracias, es lo que intento, jejeje, despertaros en cada relato, en cada cosa que escribo algo. A veces lo conseguiré otras no, pero aquí estamos con el arte de sentir

el arte de sentir dijo...

[Meme] Totalmente de acuerdo contigo, pero pienso lol mismo de las personas ricas, debe ser aburrido ser rico en el sentido de que ya está todo solucionado, que la vida ya no tiene misterio, ya no hay errores ni alegrías, ya no hay cosas que aprender.
Bueno conozco gente que me lo ha dicho, con un accidente o algo, espero que sí, sería bonito ese último segundo rememorar los grandes momentos.

Un beso

Gata dijo...

Wooow vaya película en blanco y negro te has montado más guapa. Escribes muy bien sabes? si ya lo te lo había dicho, escribes q das vida, q das vida a tus personajes y a tus lectores por igual.
Eso es un don, como lo desatiendas alguna vez, te vas a encontrar conmigo y esa vez no te va a gustar ;P

Dame un beso anda que no te veo con tanto humo y tanto "wiskey"

muack

A n d r e a. dijo...

Pero oye, ¿quién ha dicho que los muertos no pueden sentir? Eso todavía está por demostrar... Jajaja.
Y sí. Hay veces que el dolor del alma es insoportable. Tanto, que el dolor físico te la trae un poco al fresco; y sí, en esos momentos lo único que quieres es simplemente desaparecer; pero oye, hay que ser fuerte, ¿no? Que en eso consiste la vida ;)

mil gracias por tus comentarios.

un muá repleto de fresa :)

el arte de sentir dijo...

[Gata] Jajajaja, muchas gracias querida amiga... Quería hacer una historia aí, cruda, con toques de novela negra, con algo de gansters, algo así...como dices una pelicula en blanco y negro, me alegro que te esté gustando. Y no sé si es don o no pero escribir me llena, y te doy un beso y todos los que quieras, para que puedas encontrarme

el arte de sentir dijo...

[Andrea] Está es mi teoría...xD jajaja. Un muerto no tiene corazón, y con muerto me refiero a todos los casos habidos y por haber, y si no hay corazón no siente ¿no? Hay muertos en vida porque su corazón dejó de sentir.
Un placer.
Pues yo una de nata motada ea! xD

Cecy dijo...

en gran telaraña te encuentras...
Veremos como se las arregla para encontrar una luz de vida.

Besos.

Marina dijo...

Lindo espacio tenés, y también una linda manera de escribir, primero que nada, perdón por la demora en la respuesta a tus comentarios, pero no andaba con mucho tiempo.
Ya me pondré al día para leer las anteriores entradas, si no. es como que me siento perdida jaa..

Besitos!

AZAHARA dijo...

Guapooooo!!!!! Cómo estás??? Veo cambios por aquí no? Me estoy poniendo al día!

el arte de sentir dijo...

[Cecy] Pues si encuentra un pelín enmarañado.Besos

el arte de sentir dijo...

[Marina] Nada,jejeje. y haces bien...

el arte de sentir dijo...

[Azahara] Si,jejeje,un poqwuito de cambio

La sonrisa de Hiperión dijo...

Joe que miedo... tic-tac.... el tiempo se nos acaba...


Saludos y un abrazo.

el arte de sentir dijo...

[La sonrisa de Hiperión] Jajaja, ¿ya se masca la tensión?

Blogger dijo...

SwagBucks is an high paying work from home website.